Lunes, 26 de julio de 2021
Área de clientes
No cerrar sesión
Gestión de claves
Artículos
Legislación
Empresas cárnicas
Revista on line


¿Quieres ser cliente?

ICEX analiza las posibilidades del mercado jordano para la carne española


La Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en Ammán acaba de elaborar un informe presentado por ICEX en el que se analiza el mercado de la carne y animales vivos en Jordania. Se caracteriza por tener escaso hueco para nuevos competidores, ya que es un mercado con unas barreras de entrada altas a la implantación y que está copado por empresas muy consolidadas. La contribución por parte del sector agrícola al PIB en Jordania se sitúa alrededor del 4,9 % en 2020, y la contribución de la ganadería a esta cifra está en torno al 30 %-35 % (32 % en 2019).

La industria cárnica del país está en su totalidad determinada por los hábitos de consumo de la población. La carne más consumida y la que está presente en mayor medida en los platos tradicionales del país es el cordero, seguido de la carne bovina, la carne de cabra y por último la de cerdo.

Un elemento importante a tener en cuenta en el mercado alimenticio de Jordania es que todo el producto importado debe ser halal: el sacrificio y posterior tratamiento de la carne está regulado por la ley Islámica que determina las características de los alimentos aceptables para los musulmanes.

La producción local en Jordania es muy reducida, por lo que para cubrir toda la demanda que requiere el mercado el país se ve obligado a importar la mayoría de la carne que consume.

Se ha producido una subida en el valor de las importaciones de animales vivos. La tendencia tanto en bovino como en ovino y caprina es positiva y se espera que el crecimiento sea sostenido. Se produce un crecimiento en 2020 desde 2018 de un 29 % en bovino y un 60 % en ovino y caprino. Los volúmenes de importación fueron de 31.776 y 132.294 toneladas de bovino y de ovino y caprino respectivamente en 2020. Las importaciones de ganado vivo crecen desde 2018, debido a que la cuota que existía a la importación se fue relajándose hasta desaparecer en 2020.

La mayoría de los animales bovinos se importan de Colombia y Brasil, debido a la calidad y el precio, en comparación con lo que cuesta importar de Europa.

En lo relativo a las importaciones de ovino y caprino viene de Rumanía, debido a la cercanía a Jordania y a que su precio se vuelve competitivo al comerciar en dólares.

Por otro lado, con las importaciones de carne y despojos comestibles se distingue como decrecen todas las partidas excepto la 0201, debido a la dependencia del sector Horeca que fue muy castigado en el país, debido a la crisis de la COVID-19. La mayor parte de la carne bovina proviene de India y Brasil, debido a su competitividad en el precio, y la ovina y caprina de Australia y Nueva Zelanda, por su buena calidad y excelente sistema de envasado.

La población jordana crece por lo que la demanda alimenticia y de consumo de carne crece con ella. Jordania no produce lo suficiente de carne ovina ni bovina para abastecer el consumo de la población por lo que para cubrir la demanda dependen en gran medida de las importaciones.

La carne más consumida es la de cordero (800.000 cabezas al año) y su consumo tiene una alta estacionalidad durante los meses de Ramadán y Eid al-Ahad se dobla la demanda. La carne de bovino no está tan presente, ya que no es común en la dieta tradicional del país, pero su consumo está aumentando.

Debido a los altos precios de los productos jordanos en comparación con la renta media que está aproximadamente entre los 472 y los 590 euros al mes (400-500 JOD al mes), la población es muy sensible al precio, siendo este muy determinante a la hora de la adquisición de productos.

El componente del precio que más peso tiene para los importadores de ganado vivo es lo que les cobra por tonelada el exportador, y manejan unos márgenes que van del 0 % al 7 %2 dependiendo de la situación.

Si hablamos de carne y despojos comestibles, la situación es similar, pero además un componente importante es el transporte, ya que dependen del oligopolio de las empresas transportistas, situación que se da menos en empresas importadoras de ganado vivo, ya que éstas en Jordania suelen tener sus propios barcos. Los importadores de carne y despojos comestibles manejan unos márgenes que oscilan entre 2-3 %3.

La forma más eficiente de entrar en el mercado en Jordania es ir de la mano de un importador/distribuidor ya consolidado en el sector y que tenga acceso a los distintos puntos de venta, ya sean otros mayoristas o directamente con los distintos minoristas

Hay dos vías principales mediante las cuales se trae el género a Jordania, la marítima (puerto de Aqaba) y la aérea (Aeropuerto Internacional Queen Alia en Ammán), siendo la primera la más habitual en este mercado en específico. Existen una serie de principales empresas importadoras (mayoristas), que distribuyen tanto a otros mayoristas como a minoristas. Este segundo grupo es el principal encargado de llegar al consumidor final, y existen tres tipos: supermercados de grandes cadenas y mercados populares, canal Horeca y las tiendas especializadas. El comercio electrónico se encuentra en una fase poco avanzado en el país, y en el mercado de la carne y animales vivos aún está en desarrollo.

Por lo tanto, debido al continuo crecimiento en la población, la reapertura de hoteles, restaurantes y cafeterías, y las expectativas de que el volumen de turistas vuelva a sus niveles normales, auguran unas perspectivas positivas para el mercado de la carne y ganado vivo en Jordania. Además, Jordania es un país muy interesante para una primera toma de contacto con Oriente Medio, ya que la manera de hacer negocios es la más occidentalizada, además muchas de las empresas cárnicas jordanas distribuyen a otros países tanto del levante como del golfo, como africanos. Por ello sirve además como plataforma para hacer negocio no solo en el país sino en toda la zona.

El informe completo se puede descargar en el siguiente enlace.
Compartir esta noticia en:    Compartir en Linkedin LinkedIn        
©2021 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal. Protección de datos